Altiplano Andino

“Algo me decía que este viaje sería único.” Llegamos a Uyuni, un pueblo minero y como todos los pueblos mineros, lleno de pobreza y miseria. Ahí hicimos los contactos para realizar el tour por tres días por el altiplano andino. Estábamos ansiosos y sin dinero. Aquí conocimos a Humberto, Aymara de carácter sorpresivo y aveces risueño, quien sería nuestro conductor, guía y cocinero. También con nosotros iban tres amigos, 2 brasileños: Blanco y Tiger más un británico que no pude recordar su nombre :( Fue muy genial compartir junto a ellos, la pasamos muy bien, con noches de guitarreo, chistes e historias. El primer día de viaje conocimos el cementerio de trenes de UyuniLindo lugar para hacer engagement! Esta fue una foto totalmente espontánea, mi amigo más gringolandiado (Gonflickr) les dijo unas palabras en un idioma denso y espeso, que significaban que si podíamos tomarles algunas fotografías por que se veían muy bien!Después del cementerio pasamos nuevamente a la ciudad, por que a Humberto al parecer se le olvidaba despedirse de su mujer o se le olvidaba algo. Pero fue bueno, por que conocimos la periferia de la ciudad.Después nos dirigimos directamente al Salar de Uyuni, el más grande del mundo. (Suena bonito decirlo así)Perdón a laos patriotas extremos. (Bandera al revés)Ahora la tipica foto del Salar! jaajajaYa por la tarde, luego de un agotador día, llegamos a un pueblo, si no mal recuerdo llamado Chiguana, donde estaba nuestro refugio para pasar la noche. Un pueblo de aquellos, no olvidaré su arquitectura ni su temple desértico y olvidado. Algo que escribí esa noche: “… a sido increíble, estamos totalmente desconectados. Creo que esto me ha servido para caer en razón y recordar que la vida es mucho más de lo que conozco. El estado tan natural y en bruto, con su humildad y sencillez me intriga al punto de esbozar la frase: “qué rico sería vivir así”. ”  Creo que esta fotografía refleja mucho el momento, si bien está con temporizador, estábamos más contentos que ocho disfrutando de este pueblo que nos cautivaba.Al día siguiente tomamos rumbo hacía el Parque Nacional Eduardo Avaroa”. En realidad que las imágenes hablen por sí solas.Soñaba con conocer el Volcán Licancabur. Majestuoso, sereno e imponente. I N C R E Í B L E !!!Tiger en su aventura! Brasileño buena onda :)Después de haber estado en plena Cordillera de los Andes durante esa madrugada y mañana, soportando -15º  y una altura de 4.890 mts, nuestros cuerpos estaban completamente desadaptados, sin energías. Paramos a comer y el ambiente era mas o menos así:A medida que volvíamos a Uyuni nuestras almas se iban recomponiendo, respirábamos más tranquilos y Simón junto a Humberto cantaban Los Kjarkas.

 

Luego a nuestra vuelta a Uyuni, el problema era el dinero. Teníamos algo así como 16 lucas chilenas para volver a La Paz y el pasaje costaba c/u 10 a 12. El regateo fue nuestro aliado, hasta nos alcanzó para hambuerguesas llama con papitas fritas y ni dolor de guata acompañado.

Al siguiente día llegaríamos a La Paz, en viaje de los peores de la vida, y descansaríamos una noche para luego emprender viaje a Perú.

[soundcloud url=”http://api.soundcloud.com/tracks/30214793″ params=”color=ff6600&auto_play=true&show_artwork=false” width=” 100%” height=”166″ iframe=”true” /]

Share onFacebook Tweet toTwitter Pin onPinterest EmailSubscribe
Simón Villalobos - 09/10/2013 - 15:42

Sucesión de momentos; espiral de la vida

Nico Poblete Fernández - 15/11/2013 - 02:58

Buenísimas fotos, Gino!

Rubén Nicolás Vásquez Escobar - 15/11/2013 - 04:38

Épico, tremendo registro, te pasaste!!

Felipe Fuentes - 15/11/2013 - 04:45

que buen viaje, me recordó el mío, buenas fotos amigo!

Guillermo Alessandri Ossa - 15/11/2013 - 16:18

Increíble el viaje y las fotos Gino.

Gabo Madrid R - 18/11/2013 - 17:46

impresionante! grande Gino